La playas de Cagliari

El mar

Aguas turquesas y transparentes, playas arenosas, calas rocosas, ambientes hundidos ricos en vida, las costas de Cerdeña ofrecen durante buena parte del año un destino de puro placer incluso para los turistas más exigentes.
Los que se alojen en Cagliari no pueden dejar de visitar la playa de Poetto, bien conectada con el centro de la ciudad por transporte público y llena de servicios a lo largo de todos sus 8 km de litoral.
Además del uso estival típico de las zonas balnearia, en invierno es frecuentado por numerosos atjetas en diversas disciplinas, desde los estrictamente ligados al mar como la vela, el windsurf y el kitesurf, hasta corredores, patinadores, voleibol y ciclistas.
Numerosos quioscos también ofrecen a la sombra, desayunos, almuerzos, aperitivos y cenas con música en vivo, para que cualquiera pueda experimentar el mar en su mejor momento a cualquier hora del día.
En la costa este a unos 40 km de la ciudad, también es posible también es posible en transporte público llegar a las playas de Villasimius o parar en uno de los muchos lugares a lo largo de la SP17, llamado “Panorámico” para las vislumbres de inmensa belleza que ofrece a lo largo de todo el viaje .
Otro destino inolvidable es la playa de Chia, en la parte suroeste del Golfo de Cagliari, con sus campos de dunas de arena fina y dorada colonizadas por sabinas seculares, un destino para años de surfistas de toda Europa.